Rutina hidratante de verano

¡Ya estoy aquí! ¡Y ya estamos en junio! En nada ya podremos ir a la playa, llevaremos vestiditos de verano… Me encanta. ¿Cómo estáis? Yo estoy en duda ahora mismo, y es que ha salido una paleta nueva de Becca y está en España. Lo que me fastidia es que es edición limitada y me “presiona” a decidir si la quiero ya. Pero bueno, no sé qué haré. También planeo conseguir el tono Santa Sangre de los everlasting de Kat Von D. Siempre queriendo más.

Bueno, hoy os traigo un post sobre cómo cuido mi piel en verano. Este es uno de los temas que suelo buscar en internet en esta época, porque creo que tenemos poca información sobre este tema. Por ejemplo, tengo una amiga que apenas usa protección solar, se cree que cuando se quema se pone más morena y que ya en todo el verano no se quema más… Burradas y excusas para no cuidarse. Pero bueno, os voy a contar cómo cuido y protejo mi rostro y cuerpo en verano, con mis productos de confianza.

Rostro:

La cara, cuello y escote son zonas muy sensibles que hay que cuidar especialmente porque es donde más se va a ver el efecto nocivo del sol. No solo podemos quemarnos o llegar al peor extremo de tener cáncer de piel, si no que también podemos envejecer prematuramente y en esas zonas se va a acentuar más. Es muy importante usar productos que se adecúen a nuestro tipo de piel y nuestras necesidades. Yo, por ejemplo, uso productos muy hidratantes y antipolución porque la mejor manera de evitar o minimizar las primeras arrugas es usando productos muy hidratantes y proteger la piel de los agentes externos (sol, contaminación…)

Por la mañana lavo muy bien mi cara con agua fría, de hecho repito ese proceso cada vez que voy al baño para despejarme y espabilar mi rostro. Después uso el tónico refrescante de Nieva, que también es hidratante. Acto seguido uso mi agua de avena de Dermik, y me pongo el protector facial de Babaria con SPF 50. Si me maquillo, aplico lo que vaya a usar ese día y luego sello con la bruma Hydra Bomb de Garnier, con factor 30. La bruma la uso me maquille o no, porque es antipolución y antioxidante.

Por la noche me desmaquillo con el agua micelar de Garnier, pero si he ido a la playa aplico el aftersun 3 en 1 de Yves Rocher, que sirve para cara y cuerpo y es muy delicado con la piel. Una vez hecha una de las dos cosas, paso al tónico, en este caso el Hydra Vegetal de Yves Rocher, que es muy hidratante y luminoso y es de la misma gama que la crema hidratante que uso, también de noche. Como podéis ver, uso poca cosa pero no necesito más.

Cuerpo:

Por la mañana y noche hidrato mi cuerpo con la bb cream de Natural Honey, que aporta luminosidad y elasticidad a la piel. Vaya o no a la playa, llevo el protector solar de Babaria en formato leche en spray de factor 50. Se absorve muy bien, hidrata la piel y acelera el bronceado. Si estoy en la playa reaplico cada hora. Después de la exposición solar uso el aftersun que os he comentado antes, y si no tomo el sol uso la loción atardecer de Natural Honey, que lleva aloe vera y es repelente de mosquitos. Si salgo por la noche, uso el aceite seco de monoi de Tahití por los brazos y escote, porque huele que da gusto y deja un efecto satinado precioso.

Y esto es todo, ha sido muy teórico pero creo que puede servir a aquellas personas que no saben qué hacer en verano con su piel. Nos vemos pronto. Un beso.