Look de verano con productos nuevos

¡Ya estoy por aquí! ¿Cómo estáis? Yo estoy yendo a rehabilitación por problemas con el cuello y madrugando mucho todos los días. Pero bueno, estoy contenta porque por fin he puesto en acción algunos productos de los que os he ido enseñando en los últimos posts, y he recreado mi maquillaje favorito de este verano. ¿Lo queréis ver? Os cuento el paso a paso y luego os enseño fotos.

Antes de empezar, os quiero contar que el otro día probé la muestra de la prebase de Becca que venía con la paleta que compré y… Un desastre. Tal vez en verano no sea un buen momento para usarla, pero, yo tengo la piel normal y parecía que tenía una balsa de aceite en la cara. Es muy luminosa, pero en el mal sentido. Parecía que mi piel era grasa y me acentuaba mi textura mucho. Ahora sí, voy a empezar.

Como siempre, antes de maquillar, limpié e hidraté mi rostro con los productos habituales (podéis ver la entrada de mi rutina de verano) y mientras se secaba la crema, empecé por los ojos: de prebase usé la bb cream de Biotherm y la sellé con una sombra color hueso mate. Para dar un buen toque de brillo apliqué el iluminador líquido de Nyx, “Away We Glow” en el tono “Daytime Halo” en todo el párpado y difuminé (muy fácilmente) con el dedo. Encima apliqué el iluminador “Rose Gold” de la paleta de Becca, tanto en el párpado como en la cuenca del ojo y como tono de transición usé una sombra marrón anaranjada mate.

Para dar intensidad a la mirada hice un pequeño delineado a ras de pestañas con un pincel biselado al que había pintado con un poco de lápiz de ojos negro, haciendo una línea muy fina. Y en la waterline inferior usé un lápiz beige de Essence, para agrandar la mirada. 

Como base usé la bb cream de Garnier, mi favorita del verano, aunque antes puse el corrector de ojeras, porque me queda muy clarito y no quiero tener que comprar uno solo para usarlo dos meses. Si lo pones antes de la base, se camufla mejor. Esperando a que se asentara lo que había aplicado en el rostro, volví a los ojos. En la línea inferior de las pestañas apliqué un poco de iluminador “Rose Gold” y en el lagrimal elegí el “Beach Nectar”. Usé dos máscaras de pestañas: la Better Than Sex y la voluminizadora de Yves Rocher. El combo fue perfecto. Y las cejas las fijé con el gel de Nyx.

Volviendo al rostro, usé solo la paleta de Becca. El bronzer es perfecto, en mi tono de piel queda muy bonito y el colorete, con mucho cuidado es el tono perfecto para el verano. Como iluminador elegí el tono “Beach Nectar” y lo sellé todo con agua de avena. 

Para cuello y escote me puse un poco de la bb cream de Biotherm y en los brazos el aceite satinado de Yves Rocher, que huele a flor de Tiaré y es genial para verano. Para dar el toque perfecto, puse con los dedos un poco de la sombra perlada de la mini paleta de Sephora en hombros y escote, dando así un aspecto ultra hidratado a la piel. Y este fue el resultado.


Como podéis ver, la piel brilla de una manera saludable y la combinación de colores es muy bonita, creo que para un gran espectro de tonos de piel.

El vestido es de Natura, de hace unos años, pero lo he visto casi todos los veranos en tienda, por si os interesa. En cuanto a los productos, el iluminador de Nyx en el párpado, antes de la sombra, marca mucho la diferencia y los productos de la paleta de Becca se difuminan que da gusto. El combo de máscara de pestañas me deja justo el efecto que busco ( la de Too Faced por sí sola no me gusta) y el aceite seco satinado es maravilloso (también lo apliqué en el pelo). El labial es de los Superstay de Maybelline, el tono lo tengo borrado, pero es de los metalizados.

Y ya está, este es uno de mis looks favoritos de este verano, pronto haré uno usando las sombras de Nyx. Espero que os haya gustado. Es muy sencillo de recrear y queda muy bien. Un beso y nos vemos. ¡Ciao!

Advertisements

Becca x Chrissy Face Glow Palette

Pues lo he hecho. No iba a hacerlo, pero estoy loca. Justo cuando decido que no, llega Sephora y me hace un 20% de descuento. Se me quedaba muy bien de precio. Voy a usar esa paleta cada día que me maquille para que no me duela tanto. Bueno, voy a dejar de llorar y os voy a hacer una review de la nueva paleta edición limitada de Becca en colaboración con Chrissy T.

Ya todas sabemos que el packaying es muy mono, es una obviedad, pero para mí es más resaltable la calidad. Es fuerte, se han gastado el dinero que cuesta en hacerla resistente y cómoda para viajar.

Para mí el aspecto de la paleta por fuera me da igual, pero reconozco que me gusta que hayan cuidado los detalles de esa manera. Lo que más me gusta sin contar los productos, es el pedazo de espejo que viene dentro, enorme y se ve perfecto. 

La razón principal por la que he acabado haciéndome con ella es porque es una paleta muy útil para morenas. Me suele resultar difícil encontrar una paleta de rostro donde pueda usar todo lo que viene, al igual que me cuesta encontrar pintalabios nude que me queden bien. Todos los tonos me quedan bien, los puedo usar. Una piel clarita creo que también podría usarla, pero no en su totalidad. 

He alucinado con el tacto en tienda (donde solo quedaban cuatro paletas) de los iluminadores. Son ultra cremosos, se funden al tacto. Una maravilla. Con luz artificial se ven preciosos, cuando le da el sol hay un poco de glitter, muy poco, y con luz natural, sin sol, es precioso y cada adjetivo bonito que se os ocurra y no se ve nada de glitter.

El precio es de 45 eurazos, con el descuento se ha quedado en 36 y un iluminador solo de la marca ya vale 38. Sale muy a cuenta si no tienes nada parecido, y yo no lo tengo. Eso sí, ya no compro más maquillaje en meses.

¿Vale la pena? Si tienes poco maquillaje y nunca has probado la marca Becca, sí. Las youtubers que sigo no la han comprado porque no la ven necesaria, cosa normal en gente que tiene tantas cosas. Pero me parece una buena inversión, y más si tienes un tono de piel como el mío (puedes ver fotos en otros posts).

Ahora os dejo algunas fotos y paso a describir los colores:

El sobre negro es una muestra de un primer que te regalan.

Empiezo con los iluminadores: el de arriba del todo es muy natural en mi piel, ya existe en lineal fijo y es muy bonito para una iluminación natural o como sombra de ojos.

El segundo se llama Beach Nectar y es exclusivo de la paleta, es un tono bastante universal y potente, me gusta mucho puesto en los pómulos.

El colorete es muy pigmentado, pero es suave y se puede modular si vas con cuidado. Es un tono muy acertado con la combinación de colores, y el bronzer, que es satinado, es muy suave y sutil, justo como a mí me gustan.

Se trabajan muy bien y quedan muy naturales, dejando un aspecto muy elegante y veraniego. Desde luego, me parece muy bien hecha y lo vale.

Y ya no tengo más que contar, es lo esencial. Me gusta y me sirve. Cuando la estrene os haré un post para que lo veáis en el rostro. Si estáis pensando en si la queréis, daos prisa porque es edición limitada y la gente se la está llevando. Espero que os haya gustado y nos vemos pronto. ¡Beso!

Compras Nyx

¡Ya estoy de vuelta! Tenía ganas ya de venir a hablar un ratito de maquillaje. Antes de empezar con el haul de Nyx, os quiero comentar varias cosas sobre el post anterior de Yves Rocher: el gel/champú es un favorito como una catedral. Mi piel y mi pelo se ven mejor por momentos. Me hicieron otro regalo extra desde la web, cosa que es de agradecer, y es una máscara de pestañas voluminizadora. Es muy natural y aunque no es una maravilla, no está mal. Y ahora ya podemos empezar con mis compras en Nyx.

No había probado esta marca hasta hace relativamente poco, cuando compré mi primer labial Lingerie en el tono Exotic, que veréis luego. De esta marca puedo decir que posiblemente es la que mejor relación calidad/precio tiene. Es barata y buena. De la web no puedo opinar porque no he comprado online, pero de la tienda puedo decir que el servicio es regular. Van a intentar colarte más productos a toda costa, hasta el punto de decir que lo que vas a comprar es malo si no te llevas X cosa. No es una táctica demasiado inteligente. Pero vamos a lo más importante, los productos.

Paleta Cosmic Metals

Cuando vi los tonos me encantó. Es una selección muy interesante para verano, pero a la vez es muy neutra y versátil para cualquier ocasión. Todas las sombras son de acabado metalizado y tienen una pigmentación muy buena. La textura es cremosa, se trabajan mucho mejor con el dedo que con brocha y el color se queda mucho más intenso. Para viajar me parece una gran opción por la variedad de colores y porque para tono de transición siempre podemos usar un bronzer. Esta maravilla vale ocho euros. Os tengo que recrear un look con la paleta para que la veáis en acción más adelante.

Sombras líquidas Lingerie

Seguimos con sombras, en este caso líquidas. Tengo los tonos 04 y 09. Nunca había probado antes la formula líquida y no está mal. Se trabaja bien tanto con dedo como con brocha y son intensas pero modulables al gusto. Elegí el dorado y el turquesa porque el resto de colores me parece que los puedes encontrar en cualquier paleta de tonos neutros y estos tienen algo más destacable. El turquesa es precioso, para look más intensos es muy interesante y para hacer el eyeliner con un pincel biselado y dar un toque de color es perfecto. El dorado es el que más me gusta. Es un color muy bonito, perfecto para llevarlo sin nada más, para hacer looks bronceados y de efecto mojado… Tiene muchas posibilidades. También podemos hacer la técnica del baby dot (dibujar un punto en el párpado inferior para agrandar el ojo y dulcificar el maquillaje) vamos, que estoy muy contenta con la formula y la elección de colores. Valen 6’50 cada uno.

Iluminador líquido Away We Glow


El tono se llama Daytime Halo y mola mucho. No es un iluminador para el día a día porque es muy potente, pero queda muy bonito. Algo malo es que tiene algo de purpurina pero no es una locura, solo es alguna partícula suelta. Se trabaja muy bien pero hay que tener cautela ya que unas gotas pueden ser demasiado. Con la luz diurna queda muy bonito aunque yo no lo llevaría para un maquillaje natural. Su duración es buena y si lo usamos de base para poner encima producto en polvo te conviertes en un espejo. Mezclado con la base también queda bonito. Vale unos ocho euros.

Y difuminado

Gel de cejas

De este producto hay poco que decir. Es un gel para fijar las cejas, tiene varios tonos a elegir (el mío es black brown) y cumple bien su función: fija, da un poco de color y no transfiere. Al cabo de un rato ni notas que lo llevas. No hay mucho más que contar. Vale unos ocho euros también.

Spray sellador del maquillaje efecto “dewy”

De este producto esperaba mucho, y de hecho me parece bueno, pero no lo puedo usar. Las dos veces que lo he aplicado me ha entrado un picor intenso en el rostro y me han salido granos. Es una pena porque realmente sí deja ese acabado mojado e intenso. No es problema del producto, por descontado, es mi piel que es muy sensible. Quiero hacer un tercer intento probando a aplicar agua de avena y mi bruma protectora antes del spray para ver si así consigo que no me pique. Si no lo usaré para mojar sombras de ojos. Me da pena porque sí me gusta pero bueno. Lo malo que tiene este producto es el difusor, que me parece demasiado agresivo, echa mucho producto. Si lo queréis probar, id a la tienda y aplicadlo antes de mirar o comprar. Cuando haya pasado el rato que paséis comprando, si no hay picor lo podéis usar. También hay acabado mate. Vale sobre unos nueve euros.

Labial Lingerie

El tono se llama Exotic y es muy bonito. Del labial no quiero dar mucha información porque tengo pendiente hacer una entrada sobre mis labiales mate y no me quiero repetir en exceso, pero tiene una fórmula que me agrada y la duración es buena. Lo malo es la variedad de tonos, que para morenas hay muy pocos favorecedores, pero ya estoy acostumbrada a esto. Este labial vale unos nueve euros, es muy barato y competente. 
Y eso es todo lo que tenía por enseñaros hoy. Nos vamos a ver pronto, con cualquier tema chulo para hablar. ¿Qué productos de Nyx tenéis y me recomendáis? ¿De qué os gustaría que hiciera un post? Un beso.

Yves Rocher

¡Ya estoy aquí! ¿Cómo va ese caloricto? Aquí, en Valencia, las playas ya están llenas aunque creo que es más por postureo que por nada.

¿Y qué os traigo hoy? Pues una reseña bastante completita de la marca Yves Rocher. Para quienes no sepáis nada de esta firma, es una marca francesa de cosmética vegetal: usan productos naturales en su mayoría, sus recipientes son reciclables y tienen una gran conciencia por el medio ambiente. En cuanto a los precios son económicos siempre y cuando dispongas del carnet de socio.

Pues bien, ahora que ya estamos en el punto, os voy a contar mi experiencia: ha habido cosas que me han gustado mucho y otras que no tanto. El trato en tienda no es el que debería esperarse y la web tiene muchos fallos. Pero voy a ir punto por punto.

La tienda está muy bien organizada y encuentras las cosas fácil, sin tener que molestar a nadie. Lo primero que compré fue una crema facial de la gama Hydra Vegetal, que es para pieles normales y mixtas y aporta mucha hidratación. La textura es en gel, pero no es nada ligera aunque tampoco pesada. Es muy densa y tarda mucho en secarse, pero si la usáis de noche no es algo que moleste demasiado. La sensación al aplicarla es fresca y agradable, para mí es como cuando llevas rato buceando. Nadie ha entendido esa descripción pero si sois unos locos del agua, lo sabréis. La crema me costó unos 8 euros porque me hice el carnet y me regalaron el agua micelar de la misma gama y un serum antipolución. Además me dieron un descuento del 50% en mi próxima compra y otro regalo cuando volviera. El agua micelar es con diferencia mi producto favorito de los tres. Es muy refrescante e hidratante y da mucha luminosidad a la piel. El serum está bien, noto mi piel mejor, pero los primeros días cuando me limpiaba el rostro soltaba mucha suciedad, por lo que supongo que funciona.

Con el buen sabor de boca, decidí probar la web, para hacerme con algunos productos más y así hacer una review más completa. Pedí varias cosas:

– Leche hidratante 3 en 1 aftersun: lleva aroma de Monoi, una gama de la marca que me ha gustado mucho y huele muy bien. Sirve para rostro y cuerpo y tiene una textura muy ligera. A parte es muy refrescante. Tiene ingredientes de mar naturales y no os puedo contar mucho más porque aún no he empezado a tomar el sol. Este aftersun vale seis euros.

– Champú/gel Des Lagons: también con aroma a monoi, es una pasada. Me duché ayer con él y la experiencia es genial. A parte de oler muy bien, deja el pelo muy suelto y brillante y suave, cosa que me sorprendió. El cuerpo lo deja muy perfumado y suave. De verdad que es maravilloso usarlo. Trae 200 ml, me parece poco producto si es para todo el cuerpo, pero vale 1’95, así que tampoco duele comprarlo. A mí me parece perfecto para verano por su aroma y es muy cómodo para viajar o ir a la playa y ducharse para quitar la arena y el protector solar. Pienso comprar varios más.

– Aceite seco monoi de Tahiti: no estaba segura de si me iba a gustar pero me gusta mucho. Es realmente un aceite seco, se absorbe con mucha rapidez y tiene ese aroma genial. Además es satinado, por lo que deja la piel hidratada y brillante. Cuando empiece a estar más morena va a ser un must en mi rutina. También sirve para el pelo. Y es muy ligero. Tenéis que ir a olerlo porque de verdad que es muy veraniego. Sin embargo el perfume no me gusta nada de nada. Vale seis euros.

– Tónico facial Hydra Vegetal: he querido completar la gama con el tónico y me alegro, porque sigue la línea de ser muy refrescante y luminoso. Pero tengo que advertiros de que al abrirlo huele fuerte y tendréis que esperar uno o dos días a que ya huela normal. El tónico vale unos tres euros.

Por último me regalaron la bb cream en el tono medium. No me gusta demasiado porque se trabaja mal. La de Biotherm es complicada pero se acaba extendiendo bien, pero esta es muy seca y pegajosa a la vez. El acabado en la piel sí me gusta. Se ve muy natural y luminosa pero la sensación es densa, cosa que no debería pasar con una bb cream. Tiene un SPF 25, punto positivo, ya que la de Biotherm no tiene. Creo que las mezclaré, a ver si así me gusta. 

En total me costó todo unos 23 euros. Pedí el pago contra reembolso, porque me gusta ver que está todo bien antes de pagar pero tuve que desplazarme a Correos porque no traen el pedido a casa a no ser que pagues con tarjeta. Me parece bastante mal. Además la web es nefasta. Tuve que rehacer mi carro de la compra tres o cuatro veces porque se refrescaba la web sola. Quitando eso, lo demás me gusta.

Y por último volví a tienda a por mi regalo y a comprar con el descuento. Al tener carnet, todos los productos ya los tengo a la mitad de precio, así que tener un descuento de un descuento mola mucho. Cogí la misma crema hydra vegetal pero con SPF para las mañanas y dos pastillas efervescentes de baño con aroma a limón y hierbabuena que me han flipado. Pero cuando fui a pagar me dijeron que al tener ya descuento con mi tarjeta, no me aplicaban el 50% que me dieron. Entonces, ¿Para qué me lo dan? Dejé la crema y me llevé solo las pastillas, que valían un euro. Ahí sí me aplicaron el descuento. Me pareció una estafa. Mi regalo fue un exfoliante corporal de albaricoque que aún no he probado. La chica que me atendió fue borde y la de al lado le dijo que me diera un regalo malo por dejar la crema, delante mía. En fin, el resumen es: productos de diez y el resto mal. ¿Vale la pena? A mí sí.

Ya ya está por hoy. En poco tiempo os contaré mi rutina hidratante de verano y os quiero enseñar también un haul de Nyx. Pero eso será otro día. ¡Un beso!

Favoritos

Ya es lunes otra vez, espero que os haya sido leve. He decidido hacer un post sobre mis favoritos de este mes. No es algo que haré todos los meses, porque no compro tantas cosas como para que me dé para hacer un post mensual, pero de vez en cuando sí que haré alguno. ¡Empecemos!

Mi primer favorito ya lo conocéis, es la BB cream de Biotherm. Alucino con lo bien que me deja el rostro. El único fallo que le pondría es que no tenga factor de protección solar, pero lo compenso con la crema hidratante. De verdad, es uno de esos productos que recomendaría sin dudarlo. Me deja la piel más lisa, luminosa, hidratada y unificada. Y lo mejor de todo es que cuando llevas usándola un tiempo, vas a ver tu piel mejor, aunque no la lleves. Súper favorita. Ya dije en la reseña que de cara al verano quiero comprar el tono oscuro porque va a ser mi gran compañera.

Seguimos con una paleta de sombras que me encanta, que considero que es un básico y vale el precio que tiene: la archifamosa Chocolate Bar de Too Faced. Sé que esta paleta tuvo ya su boom hace unos años, pero no pude comprarla hasta hace unos meses y, sí, vale la pena. Me parece que la calidad es excelente, el pigmento en general es genial, los colores muy acertados y versátiles… Y realmente, poco más vas a necesitar si no te maquillas mucho. Es la paleta. Así que si podéis ahorrar e invertir en ella, no lo dudéis. Yo la conseguí rebajada gracias al Black Friday.

Con los labiales me ocurre una cosa: hay algunos que me parecen bestiales, pero nada comparable al Lolita de Kat Von D. Ese sería mi favorito cada vez que escribiera, pero, tengo que hacer una excepción para hablar de los Lingerie de Nyx, que me han sorprendido tan gratamente que era obligatorio. Son súper baratos, duran mucho, no resecan, y tienen una gama de colores muy interesante, aunque para chicas morenas como yo, hay poca variedad, pero los pocos colores que hay valen la pena y sé que voy a hacerme con más tonos. Podría decir que están ya en mi top tres de labiales líquidos favoritos. Ojo.

Otro producto que este mes me ha encandilado es la bruma hidratante Hydra Bomb de Garnier. Como ya os conté en el haul, tiene SPF 30, protege de la polución, sella el maquillaje y es antioxidante. El producto es genial, lástima del aplicador que me parece bastante malo, pero si le coges el punto vale mucho la pena. Me maquille o no, lo uso cada día desde que lo probé. ¡No os digo más!

Os iba a confesar que la sombra perlada de ojos de la mini paleta de Sephora ha desbancado al Mary Loumanizer como iluminador favorito, pero voy a comprar el que yo creo que va a ser el mejor iluminador low cost actual, así que cuando lo tenga, os diré si es el nuevo favorito o no. De momento voy a dejaros con el hype y no os voy a contar cuál es porque soy malvada. Os haré reseña pronto.

A favoritos va directo el champú de Tressemé hidratación intensa. Deja mucho brillo, cuerpo y sobre todo suavidad en el cabello. Me está encantando. El acondicionador también me gusta, complementa muy bien el efecto del champú, pero tampoco es algo del otro mundo. Pero el champú… Fascinada me ha dejado. Eso sí, es un poco denso.

Y así en modo random, que no tiene nada que ver con belleza, os voy a dar tres favoritos de comida, serie y música: lo que no he podido dejar de comer y me apetece a cada momento este mes es la pizza barbacoa. Es ansia pura. Y con lo que me estoy esforzando en comer sano, es un suplicio luchar contra el mono que me da. Realmente este mes estoy muy pesada con la comida porque también mato por la pasta Cavapatti con pollo y pan de ajo o tallarines al estilo chino. No me véis, pero ahora estoy salivando hard.

La que puedo decir que está siendo mi serie predilecta últimamente es Castle. Me he vuelto a enamorar tras el fiasco de final y la estoy revisionando des del principio. Me lo estoy pasando muy bien viendo de nuevo esta serie y si no la habéis visto, os la súper recomiendo.

Y por último, la canción que me tiene loca en las últimas semanas es Halo Of Ashes de Screaming Trees. Es una canción post grunge del 96 que en su día no triunfó nada y ahora es obligatoria si eres un súper fan de los años noventa como yo. Me encanta. Y Like A Stone de Audioslave también está machacando mi cabeza. Cuando no tengo una canción en la cabeza tengo la otra.

Y después de haberos contado un poco mi vida, os voy a dejar ya, hasta otro día, que nunca sé cuál va a ser. Os mando un beso ¡Y nos vemos pronto!

Últimas compras

Efectivamente, esta última semana ha sido un caos tal y como os avisé. Es lo que tiene Valencia y las fallas. ¿Qué vamos a hacer hoy? Pues ya que he recibido el paquete de Maquillalia que os comenté, os voy a enseñar mis últimas compras.

Lo primero de lo que os voy a hablar es un tónico facial hidratante de Nivea. Vale menos de cinco euros y es muy refrescante. Si eres constante sí hidrata la piel, pero huele a alcohol. No es algo excesivo, pero si sois sensibles con los olores, tal vez no os guste. A mí no me molesta y además me gusta bastante el aspecto que me deja.

Sigo con tres cremas corporales de Natural Honey. Sí, tres. Y no, no me he vuelto loca, al menos no con esto. Una de momento no la uso, la tengo guardada para el verano y es la loción de atardecer. La razón por la que la quiero usar para el verano es porque lleva aloe vera, o sea, que va a calmar mi piel tras la exposición solar y además, lleva un ingrediente que es un repelente natural de insectos. Las otras dos cremas son la específica para pieles muy secas y la elixir de juventud. La primera me gusta mucho, al tacto parece muy grasa y pesada, pero una vez la aplicas nada que ver. Se absorbe muy bien e hidrata la piel por días. Mi piel es muy muy seca, la hidratación de otras cremas me puede durar horas, pero con esta puedo estar dos días con una sensación de piel suave. La tercera, el elixir de juventud, es una crema que me encanta y que combinada con la de pieles muy secas es perfecta. Esta no hidrata tanto, es más una crema centrada en dar buen aspecto a la piel. Es reafirmante y deja un aspecto muy luminoso. Además, deja un tacto muy suave y huele demasiado bien. Todas las cremas valen menos de cuatro euros y son de muy buena calidad. Además hay para todo tipo de pieles.

Como ya estoy terminando mi gama capilar, de la que ya os hablé en un post, ya he encontrado sustituto: la gama hidratación intensa de Tressemmé. Aun no la he empezado pero he leído muy buenas críticas de ella y me vendrá bien darle un buen chute de hidratación al pelo antes del verano. También he comprado un champú de Timotei con camomila para ayudar a aclarar el pelo cuando empiece con el proceso, del que os hablaré. Y otra cosa nueva que tengo para el cabello, aunque fue un regalo de una amiga, es el aceite extraordinario de Lorea’l, en concreto el de la gama para el verano. Yo ya había probado el original y me encantó hasta que al cabo de un tiempo se volvió muy graso y me empezó a apelmazar el cabello. Tal vez la fórmula se puso mala. Este aceite es más líquido, lleva SPF para proteger el pelo y lo deja muy, muy suave. Me ha cerrado algunas puntas que tenía estropeadas y desenreda muy bien el pelo, además, no apelmaza (de momento) y se absorbe súper bien. La única pega que puedo poner, por decir algo, es que se nota el olor a alcohol, cosa que con el de la gama original no pasaba, de hecho, olía increíble. No huele demasiado, pero se aprecia. De todas formas lo recomiendo con estusiasmo porque me parece muy bueno. Los productos de Tressemmé y Timotei los compré en Family Cash, donde hay packs ahorro muy interesantes y baratos. El aceite, al ser un regalo, no sabría decir el precio pero el que compré yo me costó sobre unos nueve euros.

Ahora vamos a los labiales. Se me ha ido la mano con el tema, y ahora siento que tengo más de los que puedo usar, pero es que me gustan demasiado. Desde que empezó el año he comprado tres: uno de los nuevos tonos de la colección Lipstain de Sephora, un Lingerie de Nyx y un Velour de Jeffree Star. Los tonos son el 24, el Exotic y el Redrum. Tengo pensado hacer un post hablando sobre los labiales líquidos mate que tengo, los que más me gustan, la comparativa en cuanto a precios y fórmulas, así que ahí os enseñaré los tonos y todos los que tengo, pero ahora mismo puedo decir que nunca había probado los de Nyx y ahora son de mis favoritos y que los productos de Jeffree Star los puedes conseguir en Maquillalia y yo conseguí una rebaja, cosa que es de agradecer. Las tres marcas me han gustado, son muy diferentes y no quiero adelantarme mucho al post de labiales pero, en resumen, me gustan mucho. Los precios son, en orden de marcas: Lipstain 12,50 pero si eres socio de Sephora siempre vas a poder tener algún descuento, Lingerie 7’90 y Velour 17’90 (fue lo que me costó con el descuento en la web).

Y por último, he comprado un producto nuevo de Garnier, la bruma hidratante Hydra Bomb. Es un sellador del maquillaje, con SPF 30, protector de la polución y antioxidante. Puedes usarlo sin llevar maquillaje también. Llevo unos días probándolo y me gusta, de hecho, cuando me maquillo siento pesadez hasta que aplico la bruma, cosa que antes no me pasaba. Deja la piel luminosa e intensifica el maquillaje. También hidrata mucho y deja un efecto de tensión en el rostro. Pero tengo una pega: sé que es una bruma y por tanto es muy ligera, pero siento que va muy poco producto para el precio que tiene (casi ocho euros) y el dispensador en spray me parece de mala calidad, no reparte bien el producto y siento que uso más del que debería. La verdad es que quiero usar la gama entera Hydra Bomb, me parece que me va a gustar, y os lo contaré.

Creía que tenía acumulados más productos, pero no. Bueno, no pasa nada, espero que os haya gustado y si os animáis a probar alguna cosa o me recomendáis otra, decídmelo y me lo apunto. Nos vemos el próximo día, ahora sí, sin retrasos. Un beso.

 

 

 

 

 

 

 

 

De vuelta y maquillaje infalible

Perdonad la ausencia, de verdad. Han sido unas semanas de cambios de muebles, cambio de compañía de internet y he estado ocupada y sin conexión. Escribo hoy, sábado, para compensar y porque la semana que viene es un poco especial y no sé si podré escribir los días que toca. Estamos en fallas, y estaré muy poco en casa.

Iba a escribir un post sobre las últimas compras que he ido haciendo, pero están por llegarme dos cosas de Maquillalia, así que como supongo que no tardará mucho en llegar, me espero y os lo enseño todo. ¿Y de qué va el post de hoy? Pues, ya que estamos en fallas aquí en València, os voy a dar unos consejos para llevar un maquillaje resistente, duradero y bonito desde la mañana, hasta la madrugada.

Antes de empezar con la materia, quiero decir que estos tips o indicaciones no tienen por qué valer para todo tipo de piel, siempre hablo de la mía, que es la que conozco. Ahora sí, empezamos.

1- Preparación: antes de maquillarse, y más en un día que vas a llevar productos durante muchas horas seguidas, es crucial preparar el rostro. Hidratar, tonificar… Lo que sea que hagáis, dedicadle el tiempo necesario para que luego no se resienta la piel.

2- Prebase: este paso es muy importante si queremos que nuestro maquillaje dure más y se vea mejor, pero cuidado, en este caso, más que duración, vamos a querer comodidad (y voy a repetir mucho esa palabra hoy) así que recomiendo que uséis una prebase que sea no comedogénica. Usar primers como por ejemplo, el Porefessional de Benefit, puede hacer que vuestro rostro se vea más perfecto, pero no va a dejar respirar la piel durante muchas horas. Podéis hacer vuestro propio primer casero, hay muchas recetas en internet, podéis buscar y ver si alguna os gusta. Mi prebase es un poco de agua de avena y posteriormente una crema con SPF hidratante sin nada especial. Esas dos cosas dejan mi piel muy bien preparada y mi base se amarra fenomenal.

3- Base y corrector: en este paso pasa algo parecido que el anterior. La comodidad debe ir por encima de lo demás. Podemos caer en el error de querer llevar una base de larga duración y cobertura alta para que así al final del día nos quede algo de producto visible, pero, es al contrario, cuanta menos cobertura, menos se va a notar la pérdida y más fácil se podrá arreglar. Para mí la mejor opción es una BB cream. Con esto vais a poder perfeccionar el rostro, unificar el tono, y el tipo de envase que suelen tener nos facilita llevarla en el bolso para dar algún retoque a lo largo del día sin hacer ningún estropicio. Un truco para cubrir algún grano o marca es añadir un poco de la base de maquillaje que queráis en las zonas problemáticas o, incluso, mezclar unas gotas de base con la cream, así al retocar luego, siempre vais a tener un mínimo de cobertura extra. En cuanto al corrector, más de lo mismo. Usad un corrector que sea ligero en textura y añadid un poco más de lo habitual (una capa más, por ejemplo). Luego nos podemos apañar con la BB cream para no perder del todo la cobertura. Sellad si lo necesitáis con polvos, yo me salto eso.

4- Ojos: Si tenemos en cuenta que hablamos de un maquillaje que empieza en el día, no recomiendo usar sombras. Un eyeliner y máscara de pestañas es más que suficiente si sabemos jugar bien con los labiales, de hecho, yo no usaría delineador. Pero en caso de querer llevar porque por la noche querremos algo de color en el párpado, las sombras en crema son la opción perfecta por su duración y lo cómodas que son. Además, no requieren de tanta elaboración porque suelen ser colores más especiales, que por sí solos quedan muy bien. Otro truco, que es el que yo uso, es llevar una paleta compacta, más pequeña que la palma de mi mano y que lleva un espejo (Sephora, 8 euros aprox.) donde hay varias sombras, un colorete y glosses. Si me apetece llevar sombras puedo aplicar alguna con el dedo y si no, uso la paleta a modo de espejo para poder retocarme. Me gusta la versatilidad y el tamaño tan transportable que tiene, además el colorete es una preciosa sombra de ojos natural y la sombra perlada es un iluminador fabuloso. Siempre que salgo la llevo conmigo junto con una mini brocha para retocar el colorete y no ocupa nada de espacio. Es un truco genial, ¿No?

5- Contorno y colorete: este paso es muy opcional para el caso de hoy y una complicación a la hora de retocar. Lo que yo hago es usar un contorno en crema, lo más natural posible y luego me apaño con la paleta que os he contado del paso anterior, que la verdad, es clave para días tan largos como los de fiesta fallera.

6- Labial: por supuesto, en este paso solo hay una opción y es la de los labiales líquidos mate. Van a durar mucho y muy bien, hay muchas marcas donde elegir y tonos para todos los gustos. Usad un labial que encaje tanto por el día como por la noche, para evitar llevar dos colores en el bolso. Por ejemplo, el tono Lolita de Kat Von D es muy versátil para el día y la noche, pero esto es al gusto. Llevad el tono que queráis cuando queráis, faltaría más.

Por último, sellad el maquillaje con alguna bruma, agua termal, agua de rosas o agua de avena. Esto va a sellar y fijar el maquillaje, va a hidratar la piel, va a iluminarla y va a abalandar la base, adaptándose así a cualquier pliegue que tengáis en la piel. Si tenéis la piel grasa, no olvidéis las toallitas matificantes, yo no necesito eso porque mi piel no genera nada de grasa.

Recordad que con estos pasos alargaréis la vida de vuestro maquillaje, sobre todo si jugáis con la ambigüedad y la naturalidad de la piel. Pero se acabará yendo, por supuesto. Yo lo pondré en práctica estos días que vienen. Me muero de ganas por empezar ya con la fiesta. No sé si el lunes podré escribir, pero si puedo, os daré trucos de optimización para aquellas personas que no tenemos demasiado dinero y tenemos poco maquillaje. Por último, el mejor maquillaje es una alimentación sana, descansar bien y beber mucha agua. Si no, nada os va a dar mejor aspecto. Cuando termine la semana que viene, volveré a escribir dos veces por semana, espero que los días que toca. Un beso y si tenéis ganas de saber de qué va la fiesta fallera, seguidme en Instagram @maraikas y veréis fotos de todo lo que pasará la semana que viene. Ahora sí, me despido y gracias a aquellas personas que están dando “me gusta” y están siguiendo mi blog.