Rutina hidratante de verano

¡Ya estoy aquí! ¡Y ya estamos en junio! En nada ya podremos ir a la playa, llevaremos vestiditos de verano… Me encanta. ¿Cómo estáis? Yo estoy en duda ahora mismo, y es que ha salido una paleta nueva de Becca y está en España. Lo que me fastidia es que es edición limitada y me “presiona” a decidir si la quiero ya. Pero bueno, no sé qué haré. También planeo conseguir el tono Santa Sangre de los everlasting de Kat Von D. Siempre queriendo más.

Bueno, hoy os traigo un post sobre cómo cuido mi piel en verano. Este es uno de los temas que suelo buscar en internet en esta época, porque creo que tenemos poca información sobre este tema. Por ejemplo, tengo una amiga que apenas usa protección solar, se cree que cuando se quema se pone más morena y que ya en todo el verano no se quema más… Burradas y excusas para no cuidarse. Pero bueno, os voy a contar cómo cuido y protejo mi rostro y cuerpo en verano, con mis productos de confianza.

Rostro:

La cara, cuello y escote son zonas muy sensibles que hay que cuidar especialmente porque es donde más se va a ver el efecto nocivo del sol. No solo podemos quemarnos o llegar al peor extremo de tener cáncer de piel, si no que también podemos envejecer prematuramente y en esas zonas se va a acentuar más. Es muy importante usar productos que se adecúen a nuestro tipo de piel y nuestras necesidades. Yo, por ejemplo, uso productos muy hidratantes y antipolución porque la mejor manera de evitar o minimizar las primeras arrugas es usando productos muy hidratantes y proteger la piel de los agentes externos (sol, contaminación…)

Por la mañana lavo muy bien mi cara con agua fría, de hecho repito ese proceso cada vez que voy al baño para despejarme y espabilar mi rostro. Después uso el tónico refrescante de Nieva, que también es hidratante. Acto seguido uso mi agua de avena de Dermik, y me pongo el protector facial de Babaria con SPF 50. Si me maquillo, aplico lo que vaya a usar ese día y luego sello con la bruma Hydra Bomb de Garnier, con factor 30. La bruma la uso me maquille o no, porque es antipolución y antioxidante.

Por la noche me desmaquillo con el agua micelar de Garnier, pero si he ido a la playa aplico el aftersun 3 en 1 de Yves Rocher, que sirve para cara y cuerpo y es muy delicado con la piel. Una vez hecha una de las dos cosas, paso al tónico, en este caso el Hydra Vegetal de Yves Rocher, que es muy hidratante y luminoso y es de la misma gama que la crema hidratante que uso, también de noche. Como podéis ver, uso poca cosa pero no necesito más.

Cuerpo:

Por la mañana y noche hidrato mi cuerpo con la bb cream de Natural Honey, que aporta luminosidad y elasticidad a la piel. Vaya o no a la playa, llevo el protector solar de Babaria en formato leche en spray de factor 50. Se absorve muy bien, hidrata la piel y acelera el bronceado. Si estoy en la playa reaplico cada hora. Después de la exposición solar uso el aftersun que os he comentado antes, y si no tomo el sol uso la loción atardecer de Natural Honey, que lleva aloe vera y es repelente de mosquitos. Si salgo por la noche, uso el aceite seco de monoi de Tahití por los brazos y escote, porque huele que da gusto y deja un efecto satinado precioso.

Y esto es todo, ha sido muy teórico pero creo que puede servir a aquellas personas que no saben qué hacer en verano con su piel. Nos vemos pronto. Un beso.

Advertisements

Mejorar el cuerpo en casa

Este post va dedicado a aquellas personas, que al igual que yo, son incapaces de salir a hacer ejercicio. No sé si os ha pasado, pero he intentado salir a correr con mi perro, en compañía, sola… Y ninguna de las maneras me gustaba. Tampoco voy a invertir en un gimnasio, me parece inncesario. Hasta hace unos pocos años tampoco es que necesitara tanto hacer ejercicio por mi modo de vida y porque aunque no hacía nada en especial, mi cuerpo estaba en su sitio. Pero ¡Ay! Los años pasan. Y aunque soy joven mi cuerpo ha madurado. Ahora tengo cuerpo de mujer, cosa que hasta hace muy poco no era así, y con esto me he puesto menos firme, tengo algo de celulitis y mi estado de forma ha bajado muuuuuuuuuuuuuucho (también influye que antes nadaba mucho y ahora muy poco). Así que acudí al gurú de la nueva era: internet. He podido ver que hay un sinfín de posibilidades para aquellas personas de espíritu sedentario que queremos un físico decente, pero sin salir de casa y os voy a contar algunas cosas de las que hago. Realmente, todas.

Empezaré por lo que hice el año pasado. En ese momento fue cuando noté el cambio en mi cuerpo: tenía más piernas, más culo, más cintura… Pero pesando lo mismo. Al llevar tiempo sin ejercitar bien mi cuerpo, estaba blandita, en algunas zonas fofa y llegó la celulitis a mi vida. Buscando por internet encontré una tabla para hacer una sucesión progresiva de sentadillas en un mes y empezar con el proceso de reafirmar piernas y trasero. Antes de seguir, aviso: no busco definición, solo tonificar un poco el cuerpo, que no se vea flácido, así que no va a ser el gran cambio de vuestra vida si os ponéis con esto, pero vais a endurecer y a tener una base sobre la que trabajar si luego queréis ejercitaros más. El caso es que la empecé justo antes de verano y se notó mucho. De hecho, cada vez que hago un mínimo de ejercicio extra al día, mis piernas se vuelven a poner casi igual que cuando terminé la tabla. Esta tabla es el inicio de todo, sobre todo en el tema piernas. No es demasiado duro. Básicamente consiste en hacer durante un mes una serie de sentadillas. Cada día aumentará el número de cinco en cinco y cada cuantro días habrá un descanso. Se empieza con cincuenta y se termina con doscientas cincuenta. Os dejo el plano para que si os animáis, lo hagáis.

descarga

Después de realizar la tabla no creí conveniente hacer nada más por el momento, pero ahora estoy otra vez haciendo todos los días cien sentadillas y pretendo ir aumentando poco a poco el número, descansando unos cuantos días por semana. A parte de esto, estoy haciendo otro ejercicio para endurecer la parte baja el vientre y el cuelete también. Consiste en tumbarse boca arriba, completamente recta y con los brazos pegados al tronco y levantar la cadera una y otra vez. Hago algunas series o bien de cincuenta o bien de cien.

6fc80d69577cc46b652b3a9cd10bed92

Tenéis que notar cómo se os tensan los músculos para que os haga efecto con el paso del tiempo. También es importante el número de repeticiones que vayáis a hacer. Id poco a poco y aumentad el número con el tiempo, no hay prisa.

Otro ejercicio que hago para aplanar el vientre un poco consiste en tumbarse boca arriba también, con los brazos pegados al tronco y levantar las piernas sin perder la rectitud en la espalda. Contra más alto, mejor, pero eso se consigue con el tiempo.

8-ejercicios-efectivos-para-abdomen-2

Cuando temino, hago una variante, que consiste en doblar las piernas y pegarlas al pecho. Con esto, trabajo lo anterior y también la parte delantera del muslo. Lo notaréis. Hago las series que me apetecen en el día, cada una de diez segundos o quince.

Para los brazos solo hago unas pesas caseras con una botella de agua de litro y medio o dos litros y nada más. Si vuestro problema es la tripa, también podéis probar los hipopresivos, unos abdominales que se hacen metiendo tripa todo lo que puedas, aguantando lo posible y relajando. Hacer estiramientos en ingles, gemelos y articulaciones en general y aguantar la tensión unos segundos es algo que recomiendo bastante para no perder flexibilidad y porque vais a notar en el día a día la diferencia.

Y eso es todo. Como he dicho, estos pocos ejercicios los hago para endurecer mi cuerpo, ni siquiera creo que se considere como hacer ejercicio, así que tenedlo en cuenta a la hora de hacerlos. Por último, comer bien y beber sano y mucho es importante si queréis iniciaros en la vida sana. Id poco a poco y aumentad la intensidad si queréis. Esto es solo una base. Así que nada, ahora voy a hacer las tablas que me quedan, a cenar y ver alguna serie divertida. Nos vemos la semana que viene. ¡Un beso!

 

Ideas para optimizar tu armario

No todas tenemos la suerte de poder invertir lo que nos gustaría en nuestro vestuario, y la sensación de estar siempre con la misma ropa es bastante desagradable, así que he estado pensando en algunos trucos o tips para sacarle todo el provecho posible a nuestro armario o para comprar sin gastar mucho dinero. ¿Os gusta la idea? ¡A mí me encanta!

1- Inversión inteligente: cuando vayamos a comprar ropa, busquemos prendas a las que podamos darle mucho juego. Un ejemplo podría ser una camisa oversize de ralla diplomática, del grosor y color que más os guste. Con una prenda así, vais a poder llevar un vestido, una camisa metida por dentro con unos pantalones, dando así un rollo masculino muy interesante, o podemos desabotonar hasta la altura del ombligo y hacer un nudo, que es una tendencia que se está viendo bastante esta primavera. Jugad con las posibilidades que pueda tener una sola pieza de ropa, porque al final, más que tener poca o mucha ropa, es más importante poder cambiar de estilo cuando nos apetezca, o sea, la versatilidad. Comprar una prenda de terciopelo, o con brillos, puede molar mucho, pero en realidad le vamos a dar muy pocos usos, y que se lo digan a la falda que me regalaron esta Navidad de color borgoña, toda de terciopelo.

2- Pocas partes de abajo: cuando no tienes mucho dinero, es una tontería comprar diez pares de vaqueros, porque lo que queremos es poder variar con lo que tenemos, y por mucho que sean tipos de jean diferente, al final siempre acabamos yendo con la misma ropa. Yo recomiendo tener solo tres pares nuevos como mucho. Escoged el o los tipos que mejor os queden según vuestra complexión y variad un poco en el color. Yo, por ejemplo, tengo unos azul oscuro, unos negros y otros grises, un poco más cortos que los otros dos. Todos son de tiro alto, porque siento que son con los que mejor me veo, y suelo doblarlos de vez en cuando, para parecer que son un poco diferentes. Si invertís más en partes superiores siempre va a parecer que tenéis más ropa. En cuanto a faldas, más de lo mismo. Si no tenemos dinero para tener faldas de todos los estilos, lo mejor es tener solo faldas básicas y alguna más especial, para que la diferencia la marquen las blusas, los zapatos o el maquillaje. Por ejemplo, podéis combinar muchos estilos en uno solo y comprar una falda de tubo negra, clásica y que sea de efecto piel. Con esto tenéis un campo muy grande combinaciones más o menos formales y sientan muy bien a muchos tipos de cuerpo. Otro tipo de falda que recomiendo en estos casos, es la falda skater. Va ajustada a la cintura, es de tiro alto y tiene algo de vuelo. A parte de ser muy favorecedora, suele ser un tipo de falda muy económica y las encuentras de muchos colores y estampados en todos los lugares. Y para cerrar el apartado de partes de abajo, yo me acabaría decantando por unos buenos shorts de algún material más o menos diferente. Unos de imitación de ante, en tono camel, muy de moda, darían ese rollo más retro a tu look y podrías llevarlo todo el año o casi todo.

3- Buscar y comparar precios: parece una tontería pero mucha gente no lo hace. Ir a la aventura es divertido, pero si nos molestamos en mirar en nuestras tiendas favoritas y comparar lo que vale aquí y allá, tal vez podamos ahorrarnos un poco de dinero. También podéis buscar en tiendas de comercio local, de vuestro pueblo o alrededores, donde puede haber ropa a muy buen precio y muy bonita. Cuando ya es menester ir a comprar, investigad un poco porque tal vez con lo que ahorráis, os podréis dar un capricho extra.

4- El entorno: jugad con los accesorios, el maquillaje y el peinado. No sabéis lo que pueden estilizar y cambiar un look los detalles. Bisutería, una trenza francesa, moñitos de los noventa, una bandana o un pañuelo viejo, o un labial que contraste con la ropa que llevas puede cambiar mucho el conjunto final, e incluso hacer que se vea totalmente diferente. Lo que comúnmente llamamos “darle rollo”. Que no os dé miedo experimentar, buscad inspiración, inventad… Es muy divertido.

5- ¡No lo tires!: cuando hagáis vuestra próxima limpieza de armario, rescatad aquellas prendas que ya no usáis, tal vez podáis usar algo. Si tenéis algunos vaqueros viejos, podéis comprar parches con diferentes estampados y dibujos y darle ese contraste a un pantalón viejo con color y vida. Si tenéis algo de maña, podéis reconvertir vestidos en tops. El caso es que si os fijáis en lo que tenéis, podréis salvar cosas que tal vez ni recordáis. Otra idea interesante es poner en común toda la ropa que ya no usas con tus amigas y escoger la que más te gusta de todo el montón. Tal vez lo que a ti te parece inservible puede ser útil a alguna otra persona y viceversa. La ropa vieja no tiene por qué tirarse si se cuida y se sabe aprovechar con pequeñas ideas.

6- Toque especial: este truco va un poco ligado al primero, y es que, dentro de la inversión inteligente, podemos comprar prendas que puedan marcar la diferencia en un look. Un ejemplo sería una bomber, que en primavera vienen muy bien, pero, ¿Y si escogemos una bomber de un color más llamativo o con algún texto/estampado? La mía, por cierto, es granate y combina muy bien con casi todo. A parte da mucho rollo. Otro ejemplo de ropa especial puede ser el merchandising. Si sois fan de alguna serie, película o grupo musical, podéis usar una camiseta, una bandolera, una cazadora… Es diferente, te gusta, te define y puedes jugar con sus posibilidades. Una camiseta de rock puede quedar muy bien con unos vaqueros pero puede quedar espectacular con una buena falda y unos zapatos grandes. Y es algo tuyo. Tu estilo y tu gusto. Eso sí, si no tenéis ni idea de rock, pasad de usar camisetas de Iron Maiden o Nirvana. Queda muy ridículo llevar algo que ni siquiera sabes si te representa. Con la bisutería también podéis aplicar este consejo, y comprar un colgante o pulsera de algo que os guste mucho. Va a dar un toque diferente pero es ponible.

7- Básicos: si tenéis un mínimo de básicos en vuestro armario, no os preocupéis que vais a poder hacer casi de todo. ¿Qué son prendas básicas? Vaqueros, camisetas lisas, sudaderas, una cazadora (bomber, de polipiel, vaquera…) una falda negra, suéters… Cosas sencillas. Con esto podréis hacer muchas combinaciones, y si no os gusta la ropa básica, siempre podéis encontrar un punto intermedio, ropa sencilla con algún detalle especial, como los lazos cruzados en el pecho o espalda, algún dibujo o texto, una manga acampanada… Solo es cuestión de buscar e imaginar. Y muy importante, si usáis materiales sintéticos son más baratos y no es necesario usar piel.

Pues estas son mis sugerencias, espero que os gusten y nos vemos otro día, como siempre. Un beso y gracias por leerme. ¡Muaaaaa!

 

 

 

 

 

 

De vuelta y maquillaje infalible

Perdonad la ausencia, de verdad. Han sido unas semanas de cambios de muebles, cambio de compañía de internet y he estado ocupada y sin conexión. Escribo hoy, sábado, para compensar y porque la semana que viene es un poco especial y no sé si podré escribir los días que toca. Estamos en fallas, y estaré muy poco en casa.

Iba a escribir un post sobre las últimas compras que he ido haciendo, pero están por llegarme dos cosas de Maquillalia, así que como supongo que no tardará mucho en llegar, me espero y os lo enseño todo. ¿Y de qué va el post de hoy? Pues, ya que estamos en fallas aquí en València, os voy a dar unos consejos para llevar un maquillaje resistente, duradero y bonito desde la mañana, hasta la madrugada.

Antes de empezar con la materia, quiero decir que estos tips o indicaciones no tienen por qué valer para todo tipo de piel, siempre hablo de la mía, que es la que conozco. Ahora sí, empezamos.

1- Preparación: antes de maquillarse, y más en un día que vas a llevar productos durante muchas horas seguidas, es crucial preparar el rostro. Hidratar, tonificar… Lo que sea que hagáis, dedicadle el tiempo necesario para que luego no se resienta la piel.

2- Prebase: este paso es muy importante si queremos que nuestro maquillaje dure más y se vea mejor, pero cuidado, en este caso, más que duración, vamos a querer comodidad (y voy a repetir mucho esa palabra hoy) así que recomiendo que uséis una prebase que sea no comedogénica. Usar primers como por ejemplo, el Porefessional de Benefit, puede hacer que vuestro rostro se vea más perfecto, pero no va a dejar respirar la piel durante muchas horas. Podéis hacer vuestro propio primer casero, hay muchas recetas en internet, podéis buscar y ver si alguna os gusta. Mi prebase es un poco de agua de avena y posteriormente una crema con SPF hidratante sin nada especial. Esas dos cosas dejan mi piel muy bien preparada y mi base se amarra fenomenal.

3- Base y corrector: en este paso pasa algo parecido que el anterior. La comodidad debe ir por encima de lo demás. Podemos caer en el error de querer llevar una base de larga duración y cobertura alta para que así al final del día nos quede algo de producto visible, pero, es al contrario, cuanta menos cobertura, menos se va a notar la pérdida y más fácil se podrá arreglar. Para mí la mejor opción es una BB cream. Con esto vais a poder perfeccionar el rostro, unificar el tono, y el tipo de envase que suelen tener nos facilita llevarla en el bolso para dar algún retoque a lo largo del día sin hacer ningún estropicio. Un truco para cubrir algún grano o marca es añadir un poco de la base de maquillaje que queráis en las zonas problemáticas o, incluso, mezclar unas gotas de base con la cream, así al retocar luego, siempre vais a tener un mínimo de cobertura extra. En cuanto al corrector, más de lo mismo. Usad un corrector que sea ligero en textura y añadid un poco más de lo habitual (una capa más, por ejemplo). Luego nos podemos apañar con la BB cream para no perder del todo la cobertura. Sellad si lo necesitáis con polvos, yo me salto eso.

4- Ojos: Si tenemos en cuenta que hablamos de un maquillaje que empieza en el día, no recomiendo usar sombras. Un eyeliner y máscara de pestañas es más que suficiente si sabemos jugar bien con los labiales, de hecho, yo no usaría delineador. Pero en caso de querer llevar porque por la noche querremos algo de color en el párpado, las sombras en crema son la opción perfecta por su duración y lo cómodas que son. Además, no requieren de tanta elaboración porque suelen ser colores más especiales, que por sí solos quedan muy bien. Otro truco, que es el que yo uso, es llevar una paleta compacta, más pequeña que la palma de mi mano y que lleva un espejo (Sephora, 8 euros aprox.) donde hay varias sombras, un colorete y glosses. Si me apetece llevar sombras puedo aplicar alguna con el dedo y si no, uso la paleta a modo de espejo para poder retocarme. Me gusta la versatilidad y el tamaño tan transportable que tiene, además el colorete es una preciosa sombra de ojos natural y la sombra perlada es un iluminador fabuloso. Siempre que salgo la llevo conmigo junto con una mini brocha para retocar el colorete y no ocupa nada de espacio. Es un truco genial, ¿No?

5- Contorno y colorete: este paso es muy opcional para el caso de hoy y una complicación a la hora de retocar. Lo que yo hago es usar un contorno en crema, lo más natural posible y luego me apaño con la paleta que os he contado del paso anterior, que la verdad, es clave para días tan largos como los de fiesta fallera.

6- Labial: por supuesto, en este paso solo hay una opción y es la de los labiales líquidos mate. Van a durar mucho y muy bien, hay muchas marcas donde elegir y tonos para todos los gustos. Usad un labial que encaje tanto por el día como por la noche, para evitar llevar dos colores en el bolso. Por ejemplo, el tono Lolita de Kat Von D es muy versátil para el día y la noche, pero esto es al gusto. Llevad el tono que queráis cuando queráis, faltaría más.

Por último, sellad el maquillaje con alguna bruma, agua termal, agua de rosas o agua de avena. Esto va a sellar y fijar el maquillaje, va a hidratar la piel, va a iluminarla y va a abalandar la base, adaptándose así a cualquier pliegue que tengáis en la piel. Si tenéis la piel grasa, no olvidéis las toallitas matificantes, yo no necesito eso porque mi piel no genera nada de grasa.

Recordad que con estos pasos alargaréis la vida de vuestro maquillaje, sobre todo si jugáis con la ambigüedad y la naturalidad de la piel. Pero se acabará yendo, por supuesto. Yo lo pondré en práctica estos días que vienen. Me muero de ganas por empezar ya con la fiesta. No sé si el lunes podré escribir, pero si puedo, os daré trucos de optimización para aquellas personas que no tenemos demasiado dinero y tenemos poco maquillaje. Por último, el mejor maquillaje es una alimentación sana, descansar bien y beber mucha agua. Si no, nada os va a dar mejor aspecto. Cuando termine la semana que viene, volveré a escribir dos veces por semana, espero que los días que toca. Un beso y si tenéis ganas de saber de qué va la fiesta fallera, seguidme en Instagram @maraikas y veréis fotos de todo lo que pasará la semana que viene. Ahora sí, me despido y gracias a aquellas personas que están dando “me gusta” y están siguiendo mi blog.