Haz tus propios cosméticos

Hace tiempo que no venía a contaros cositas. La verdad es que cumplir con una rutina es complicado, pero tengo muchas ideas, reviews y charlas que me apetece mucho compartir con vosotros. ¿Y qué vamos a hacer hoy? Pues os voy a contar cómo fabricar dos productos, para gastar menos dinero. ¡A mí me han sorprendido mucho!

Lo primero que os voy a enseñar es cómo hacer un iluminador en crema casero. Lo único que necesitáis es:

– Crema hidratante (si es facial mejor)

-Sombras de ojos perladas o nacaradas del tono deseado (sin o con muy poca purpurina)

Solo hay que machacar las sombras (yo he usado tres tonos diferentes de una paleta de mercadona que no usaba: un tono perla, un bronce y un rosa amarronado.) Cuando ya están bien trituradas y mezcladas las añadimos a cualquier recipiente vacío que tengamos y le agregamos nuestra crema hidratante. La razón por la que recomiendo que sea facial es para poder usarla en el rostro luego sin que nos engrase la cara. Solo hay que mezclar muy bien, integrando todo para que quede un único tono uniforme y taparlo bien. El resultado va a variar en función de las sombras que escojáis y de si llevan o no glitter. Las mías llevaban una minúscula parte pero no queda mal, ya que quedan partículas sueltas. En verano pienso usarlo mucho, mucho.

¿A que mola?

Bien, pues el otro producto casero que vamos a hacer es un spray de ondas surferas. Todos los veranos me quedo con las ganas de comprarlo, pero siempre veo alguna review que dice que apelmaza, aplasta o ensucia el pelo. Y siempre lo acabo dejando. Así que busqué en internet qué llevan estos sprays y se me ocurrió hacer uno propio.

Antes de contaros cómo, os aviso de que el resultado puede variar en función del tipo de cabello que tengáis (si es lacio tal vez no funcione porque es más suave que uno químico o si tenéis el pelo graso tal vez no os vaya bien.) 

¿Qué necesitamos para nuestro spray?

-Agua del grifo.

-Una cucharada de gel estructurante.

-Una cucharada de sal marina.

-Unas gotas de aceite o sérum.

-Acondicionador (opcional)

Con esta mezcla vamos a obtener un spray fijador, gracias al gel, texturizante gracias a la sal marina (yo uso la Maldon, que se usa para cocinar) y algo de hidratación gracias al sérum. Si queréis un efecto más fuerte, no os recomiendo el acondicionador y podéis variar las cantidades en función de lo que queráis. Que no os de miedo jugar. Es obvio que no va a ser igual que uno de supermercado pero este no ensucia ni apelmaza. De hecho si lo peinamos desaparece como una buena laca.

Yo no necesito demasiada fijación porque tengo el pelo ondulado y muy obediente. Podéis cambiar el gel por espuma, o usar ambas… No es necesario seguir la receta al pie de la letra pero lo importante es la sal marina. Yo he añadido al mío un chorro de limón para que me aclare el pelo cuando me dé el sol.

Y ya está por hoy. Volveré con algunos productos que he comprado y mi opinión. Un beso babies.