Rutina hidratante de verano

¡Ya estoy aquí! ¡Y ya estamos en junio! En nada ya podremos ir a la playa, llevaremos vestiditos de verano… Me encanta. ¿Cómo estáis? Yo estoy en duda ahora mismo, y es que ha salido una paleta nueva de Becca y está en España. Lo que me fastidia es que es edición limitada y me “presiona” a decidir si la quiero ya. Pero bueno, no sé qué haré. También planeo conseguir el tono Santa Sangre de los everlasting de Kat Von D. Siempre queriendo más.

Bueno, hoy os traigo un post sobre cómo cuido mi piel en verano. Este es uno de los temas que suelo buscar en internet en esta época, porque creo que tenemos poca información sobre este tema. Por ejemplo, tengo una amiga que apenas usa protección solar, se cree que cuando se quema se pone más morena y que ya en todo el verano no se quema más… Burradas y excusas para no cuidarse. Pero bueno, os voy a contar cómo cuido y protejo mi rostro y cuerpo en verano, con mis productos de confianza.

Rostro:

La cara, cuello y escote son zonas muy sensibles que hay que cuidar especialmente porque es donde más se va a ver el efecto nocivo del sol. No solo podemos quemarnos o llegar al peor extremo de tener cáncer de piel, si no que también podemos envejecer prematuramente y en esas zonas se va a acentuar más. Es muy importante usar productos que se adecúen a nuestro tipo de piel y nuestras necesidades. Yo, por ejemplo, uso productos muy hidratantes y antipolución porque la mejor manera de evitar o minimizar las primeras arrugas es usando productos muy hidratantes y proteger la piel de los agentes externos (sol, contaminación…)

Por la mañana lavo muy bien mi cara con agua fría, de hecho repito ese proceso cada vez que voy al baño para despejarme y espabilar mi rostro. Después uso el tónico refrescante de Nieva, que también es hidratante. Acto seguido uso mi agua de avena de Dermik, y me pongo el protector facial de Babaria con SPF 50. Si me maquillo, aplico lo que vaya a usar ese día y luego sello con la bruma Hydra Bomb de Garnier, con factor 30. La bruma la uso me maquille o no, porque es antipolución y antioxidante.

Por la noche me desmaquillo con el agua micelar de Garnier, pero si he ido a la playa aplico el aftersun 3 en 1 de Yves Rocher, que sirve para cara y cuerpo y es muy delicado con la piel. Una vez hecha una de las dos cosas, paso al tónico, en este caso el Hydra Vegetal de Yves Rocher, que es muy hidratante y luminoso y es de la misma gama que la crema hidratante que uso, también de noche. Como podéis ver, uso poca cosa pero no necesito más.

Cuerpo:

Por la mañana y noche hidrato mi cuerpo con la bb cream de Natural Honey, que aporta luminosidad y elasticidad a la piel. Vaya o no a la playa, llevo el protector solar de Babaria en formato leche en spray de factor 50. Se absorve muy bien, hidrata la piel y acelera el bronceado. Si estoy en la playa reaplico cada hora. Después de la exposición solar uso el aftersun que os he comentado antes, y si no tomo el sol uso la loción atardecer de Natural Honey, que lleva aloe vera y es repelente de mosquitos. Si salgo por la noche, uso el aceite seco de monoi de Tahití por los brazos y escote, porque huele que da gusto y deja un efecto satinado precioso.

Y esto es todo, ha sido muy teórico pero creo que puede servir a aquellas personas que no saben qué hacer en verano con su piel. Nos vemos pronto. Un beso.

Yves Rocher

¡Ya estoy aquí! ¿Cómo va ese caloricto? Aquí, en Valencia, las playas ya están llenas aunque creo que es más por postureo que por nada.

¿Y qué os traigo hoy? Pues una reseña bastante completita de la marca Yves Rocher. Para quienes no sepáis nada de esta firma, es una marca francesa de cosmética vegetal: usan productos naturales en su mayoría, sus recipientes son reciclables y tienen una gran conciencia por el medio ambiente. En cuanto a los precios son económicos siempre y cuando dispongas del carnet de socio.

Pues bien, ahora que ya estamos en el punto, os voy a contar mi experiencia: ha habido cosas que me han gustado mucho y otras que no tanto. El trato en tienda no es el que debería esperarse y la web tiene muchos fallos. Pero voy a ir punto por punto.

La tienda está muy bien organizada y encuentras las cosas fácil, sin tener que molestar a nadie. Lo primero que compré fue una crema facial de la gama Hydra Vegetal, que es para pieles normales y mixtas y aporta mucha hidratación. La textura es en gel, pero no es nada ligera aunque tampoco pesada. Es muy densa y tarda mucho en secarse, pero si la usáis de noche no es algo que moleste demasiado. La sensación al aplicarla es fresca y agradable, para mí es como cuando llevas rato buceando. Nadie ha entendido esa descripción pero si sois unos locos del agua, lo sabréis. La crema me costó unos 8 euros porque me hice el carnet y me regalaron el agua micelar de la misma gama y un serum antipolución. Además me dieron un descuento del 50% en mi próxima compra y otro regalo cuando volviera. El agua micelar es con diferencia mi producto favorito de los tres. Es muy refrescante e hidratante y da mucha luminosidad a la piel. El serum está bien, noto mi piel mejor, pero los primeros días cuando me limpiaba el rostro soltaba mucha suciedad, por lo que supongo que funciona.

Con el buen sabor de boca, decidí probar la web, para hacerme con algunos productos más y así hacer una review más completa. Pedí varias cosas:

– Leche hidratante 3 en 1 aftersun: lleva aroma de Monoi, una gama de la marca que me ha gustado mucho y huele muy bien. Sirve para rostro y cuerpo y tiene una textura muy ligera. A parte es muy refrescante. Tiene ingredientes de mar naturales y no os puedo contar mucho más porque aún no he empezado a tomar el sol. Este aftersun vale seis euros.

– Champú/gel Des Lagons: también con aroma a monoi, es una pasada. Me duché ayer con él y la experiencia es genial. A parte de oler muy bien, deja el pelo muy suelto y brillante y suave, cosa que me sorprendió. El cuerpo lo deja muy perfumado y suave. De verdad que es maravilloso usarlo. Trae 200 ml, me parece poco producto si es para todo el cuerpo, pero vale 1’95, así que tampoco duele comprarlo. A mí me parece perfecto para verano por su aroma y es muy cómodo para viajar o ir a la playa y ducharse para quitar la arena y el protector solar. Pienso comprar varios más.

– Aceite seco monoi de Tahiti: no estaba segura de si me iba a gustar pero me gusta mucho. Es realmente un aceite seco, se absorbe con mucha rapidez y tiene ese aroma genial. Además es satinado, por lo que deja la piel hidratada y brillante. Cuando empiece a estar más morena va a ser un must en mi rutina. También sirve para el pelo. Y es muy ligero. Tenéis que ir a olerlo porque de verdad que es muy veraniego. Sin embargo el perfume no me gusta nada de nada. Vale seis euros.

– Tónico facial Hydra Vegetal: he querido completar la gama con el tónico y me alegro, porque sigue la línea de ser muy refrescante y luminoso. Pero tengo que advertiros de que al abrirlo huele fuerte y tendréis que esperar uno o dos días a que ya huela normal. El tónico vale unos tres euros.

Por último me regalaron la bb cream en el tono medium. No me gusta demasiado porque se trabaja mal. La de Biotherm es complicada pero se acaba extendiendo bien, pero esta es muy seca y pegajosa a la vez. El acabado en la piel sí me gusta. Se ve muy natural y luminosa pero la sensación es densa, cosa que no debería pasar con una bb cream. Tiene un SPF 25, punto positivo, ya que la de Biotherm no tiene. Creo que las mezclaré, a ver si así me gusta. 

En total me costó todo unos 23 euros. Pedí el pago contra reembolso, porque me gusta ver que está todo bien antes de pagar pero tuve que desplazarme a Correos porque no traen el pedido a casa a no ser que pagues con tarjeta. Me parece bastante mal. Además la web es nefasta. Tuve que rehacer mi carro de la compra tres o cuatro veces porque se refrescaba la web sola. Quitando eso, lo demás me gusta.

Y por último volví a tienda a por mi regalo y a comprar con el descuento. Al tener carnet, todos los productos ya los tengo a la mitad de precio, así que tener un descuento de un descuento mola mucho. Cogí la misma crema hydra vegetal pero con SPF para las mañanas y dos pastillas efervescentes de baño con aroma a limón y hierbabuena que me han flipado. Pero cuando fui a pagar me dijeron que al tener ya descuento con mi tarjeta, no me aplicaban el 50% que me dieron. Entonces, ¿Para qué me lo dan? Dejé la crema y me llevé solo las pastillas, que valían un euro. Ahí sí me aplicaron el descuento. Me pareció una estafa. Mi regalo fue un exfoliante corporal de albaricoque que aún no he probado. La chica que me atendió fue borde y la de al lado le dijo que me diera un regalo malo por dejar la crema, delante mía. En fin, el resumen es: productos de diez y el resto mal. ¿Vale la pena? A mí sí.

Ya ya está por hoy. En poco tiempo os contaré mi rutina hidratante de verano y os quiero enseñar también un haul de Nyx. Pero eso será otro día. ¡Un beso!

Mejorar el cuerpo en casa

Este post va dedicado a aquellas personas, que al igual que yo, son incapaces de salir a hacer ejercicio. No sé si os ha pasado, pero he intentado salir a correr con mi perro, en compañía, sola… Y ninguna de las maneras me gustaba. Tampoco voy a invertir en un gimnasio, me parece inncesario. Hasta hace unos pocos años tampoco es que necesitara tanto hacer ejercicio por mi modo de vida y porque aunque no hacía nada en especial, mi cuerpo estaba en su sitio. Pero ¡Ay! Los años pasan. Y aunque soy joven mi cuerpo ha madurado. Ahora tengo cuerpo de mujer, cosa que hasta hace muy poco no era así, y con esto me he puesto menos firme, tengo algo de celulitis y mi estado de forma ha bajado muuuuuuuuuuuuuucho (también influye que antes nadaba mucho y ahora muy poco). Así que acudí al gurú de la nueva era: internet. He podido ver que hay un sinfín de posibilidades para aquellas personas de espíritu sedentario que queremos un físico decente, pero sin salir de casa y os voy a contar algunas cosas de las que hago. Realmente, todas.

Empezaré por lo que hice el año pasado. En ese momento fue cuando noté el cambio en mi cuerpo: tenía más piernas, más culo, más cintura… Pero pesando lo mismo. Al llevar tiempo sin ejercitar bien mi cuerpo, estaba blandita, en algunas zonas fofa y llegó la celulitis a mi vida. Buscando por internet encontré una tabla para hacer una sucesión progresiva de sentadillas en un mes y empezar con el proceso de reafirmar piernas y trasero. Antes de seguir, aviso: no busco definición, solo tonificar un poco el cuerpo, que no se vea flácido, así que no va a ser el gran cambio de vuestra vida si os ponéis con esto, pero vais a endurecer y a tener una base sobre la que trabajar si luego queréis ejercitaros más. El caso es que la empecé justo antes de verano y se notó mucho. De hecho, cada vez que hago un mínimo de ejercicio extra al día, mis piernas se vuelven a poner casi igual que cuando terminé la tabla. Esta tabla es el inicio de todo, sobre todo en el tema piernas. No es demasiado duro. Básicamente consiste en hacer durante un mes una serie de sentadillas. Cada día aumentará el número de cinco en cinco y cada cuantro días habrá un descanso. Se empieza con cincuenta y se termina con doscientas cincuenta. Os dejo el plano para que si os animáis, lo hagáis.

descarga

Después de realizar la tabla no creí conveniente hacer nada más por el momento, pero ahora estoy otra vez haciendo todos los días cien sentadillas y pretendo ir aumentando poco a poco el número, descansando unos cuantos días por semana. A parte de esto, estoy haciendo otro ejercicio para endurecer la parte baja el vientre y el cuelete también. Consiste en tumbarse boca arriba, completamente recta y con los brazos pegados al tronco y levantar la cadera una y otra vez. Hago algunas series o bien de cincuenta o bien de cien.

6fc80d69577cc46b652b3a9cd10bed92

Tenéis que notar cómo se os tensan los músculos para que os haga efecto con el paso del tiempo. También es importante el número de repeticiones que vayáis a hacer. Id poco a poco y aumentad el número con el tiempo, no hay prisa.

Otro ejercicio que hago para aplanar el vientre un poco consiste en tumbarse boca arriba también, con los brazos pegados al tronco y levantar las piernas sin perder la rectitud en la espalda. Contra más alto, mejor, pero eso se consigue con el tiempo.

8-ejercicios-efectivos-para-abdomen-2

Cuando temino, hago una variante, que consiste en doblar las piernas y pegarlas al pecho. Con esto, trabajo lo anterior y también la parte delantera del muslo. Lo notaréis. Hago las series que me apetecen en el día, cada una de diez segundos o quince.

Para los brazos solo hago unas pesas caseras con una botella de agua de litro y medio o dos litros y nada más. Si vuestro problema es la tripa, también podéis probar los hipopresivos, unos abdominales que se hacen metiendo tripa todo lo que puedas, aguantando lo posible y relajando. Hacer estiramientos en ingles, gemelos y articulaciones en general y aguantar la tensión unos segundos es algo que recomiendo bastante para no perder flexibilidad y porque vais a notar en el día a día la diferencia.

Y eso es todo. Como he dicho, estos pocos ejercicios los hago para endurecer mi cuerpo, ni siquiera creo que se considere como hacer ejercicio, así que tenedlo en cuenta a la hora de hacerlos. Por último, comer bien y beber sano y mucho es importante si queréis iniciaros en la vida sana. Id poco a poco y aumentad la intensidad si queréis. Esto es solo una base. Así que nada, ahora voy a hacer las tablas que me quedan, a cenar y ver alguna serie divertida. Nos vemos la semana que viene. ¡Un beso!

 

Últimas compras

Efectivamente, esta última semana ha sido un caos tal y como os avisé. Es lo que tiene Valencia y las fallas. ¿Qué vamos a hacer hoy? Pues ya que he recibido el paquete de Maquillalia que os comenté, os voy a enseñar mis últimas compras.

Lo primero de lo que os voy a hablar es un tónico facial hidratante de Nivea. Vale menos de cinco euros y es muy refrescante. Si eres constante sí hidrata la piel, pero huele a alcohol. No es algo excesivo, pero si sois sensibles con los olores, tal vez no os guste. A mí no me molesta y además me gusta bastante el aspecto que me deja.

Sigo con tres cremas corporales de Natural Honey. Sí, tres. Y no, no me he vuelto loca, al menos no con esto. Una de momento no la uso, la tengo guardada para el verano y es la loción de atardecer. La razón por la que la quiero usar para el verano es porque lleva aloe vera, o sea, que va a calmar mi piel tras la exposición solar y además, lleva un ingrediente que es un repelente natural de insectos. Las otras dos cremas son la específica para pieles muy secas y la elixir de juventud. La primera me gusta mucho, al tacto parece muy grasa y pesada, pero una vez la aplicas nada que ver. Se absorbe muy bien e hidrata la piel por días. Mi piel es muy muy seca, la hidratación de otras cremas me puede durar horas, pero con esta puedo estar dos días con una sensación de piel suave. La tercera, el elixir de juventud, es una crema que me encanta y que combinada con la de pieles muy secas es perfecta. Esta no hidrata tanto, es más una crema centrada en dar buen aspecto a la piel. Es reafirmante y deja un aspecto muy luminoso. Además, deja un tacto muy suave y huele demasiado bien. Todas las cremas valen menos de cuatro euros y son de muy buena calidad. Además hay para todo tipo de pieles.

Como ya estoy terminando mi gama capilar, de la que ya os hablé en un post, ya he encontrado sustituto: la gama hidratación intensa de Tressemmé. Aun no la he empezado pero he leído muy buenas críticas de ella y me vendrá bien darle un buen chute de hidratación al pelo antes del verano. También he comprado un champú de Timotei con camomila para ayudar a aclarar el pelo cuando empiece con el proceso, del que os hablaré. Y otra cosa nueva que tengo para el cabello, aunque fue un regalo de una amiga, es el aceite extraordinario de Lorea’l, en concreto el de la gama para el verano. Yo ya había probado el original y me encantó hasta que al cabo de un tiempo se volvió muy graso y me empezó a apelmazar el cabello. Tal vez la fórmula se puso mala. Este aceite es más líquido, lleva SPF para proteger el pelo y lo deja muy, muy suave. Me ha cerrado algunas puntas que tenía estropeadas y desenreda muy bien el pelo, además, no apelmaza (de momento) y se absorbe súper bien. La única pega que puedo poner, por decir algo, es que se nota el olor a alcohol, cosa que con el de la gama original no pasaba, de hecho, olía increíble. No huele demasiado, pero se aprecia. De todas formas lo recomiendo con estusiasmo porque me parece muy bueno. Los productos de Tressemmé y Timotei los compré en Family Cash, donde hay packs ahorro muy interesantes y baratos. El aceite, al ser un regalo, no sabría decir el precio pero el que compré yo me costó sobre unos nueve euros.

Ahora vamos a los labiales. Se me ha ido la mano con el tema, y ahora siento que tengo más de los que puedo usar, pero es que me gustan demasiado. Desde que empezó el año he comprado tres: uno de los nuevos tonos de la colección Lipstain de Sephora, un Lingerie de Nyx y un Velour de Jeffree Star. Los tonos son el 24, el Exotic y el Redrum. Tengo pensado hacer un post hablando sobre los labiales líquidos mate que tengo, los que más me gustan, la comparativa en cuanto a precios y fórmulas, así que ahí os enseñaré los tonos y todos los que tengo, pero ahora mismo puedo decir que nunca había probado los de Nyx y ahora son de mis favoritos y que los productos de Jeffree Star los puedes conseguir en Maquillalia y yo conseguí una rebaja, cosa que es de agradecer. Las tres marcas me han gustado, son muy diferentes y no quiero adelantarme mucho al post de labiales pero, en resumen, me gustan mucho. Los precios son, en orden de marcas: Lipstain 12,50 pero si eres socio de Sephora siempre vas a poder tener algún descuento, Lingerie 7’90 y Velour 17’90 (fue lo que me costó con el descuento en la web).

Y por último, he comprado un producto nuevo de Garnier, la bruma hidratante Hydra Bomb. Es un sellador del maquillaje, con SPF 30, protector de la polución y antioxidante. Puedes usarlo sin llevar maquillaje también. Llevo unos días probándolo y me gusta, de hecho, cuando me maquillo siento pesadez hasta que aplico la bruma, cosa que antes no me pasaba. Deja la piel luminosa e intensifica el maquillaje. También hidrata mucho y deja un efecto de tensión en el rostro. Pero tengo una pega: sé que es una bruma y por tanto es muy ligera, pero siento que va muy poco producto para el precio que tiene (casi ocho euros) y el dispensador en spray me parece de mala calidad, no reparte bien el producto y siento que uso más del que debería. La verdad es que quiero usar la gama entera Hydra Bomb, me parece que me va a gustar, y os lo contaré.

Creía que tenía acumulados más productos, pero no. Bueno, no pasa nada, espero que os haya gustado y si os animáis a probar alguna cosa o me recomendáis otra, decídmelo y me lo apunto. Nos vemos el próximo día, ahora sí, sin retrasos. Un beso.